Para estos tiempos en que todos parecemos estar estresados, cualquier ayuda para bajar las revoluciones es bienvenida. Este té apropiadamente llamado (o inapropiado si te ofendiste) Calm the Fuck Down, cuenta con una relajante mezcla herbal con toques de camomila, regaliz y limón.
Si necesitas de una ayudita para “calm the fuck down”, no te estreses y pide el tuyo Aquí